¿Quiénes somos?

Somos tú y yo. 
Frente Cívico nace con un lema: "Somos Mayoría", porque:
Somos mayoría quienes defendemos la educación pública y la igualdad de oportunidades para nuestr@s hij@s y niet@s. 
Somos mayoría quienes queremos que una buena sanidad pública atienda a todas las personas, tengan papeles o no. 
Somos mayoría quienes exigimos una pensión de jubilación que permita vivir dignamente a nuestros mayores. 
Somos mayoría quienes defendemos el derecho a una vivienda y un trabajo digno, y que nadie se quede sin ayuda en los momentos de desempleo.
Somos mayoría quienes exigimos, en resumen, que se respeten y cumplan los Derechos Humanos.

¿Qué proponemos?

Frente Cívico es una convocatoria a toda la ciudadanía para debatir y redactar un programa con propuestas concretas que sea una alternativa real a la desesperada situación económica, política y social que vivimos por culpa de nuestros gobernantes, y que requiere de una urgente respuesta.
No queremos más reformas laborales que conllevan más precariedad, desamparo y salarios miserables. 
No queremos salvar a los bancos a cambio de dilapidar el estado de bienestar y nuestro futuro.
No queremos que la juventud renuncie a estudiar por no poder pagar su elevado coste.   
No queremos más indultos a quienes defraudan, estafan y evaden impuestos a paraísos fiscales.
No queremos gobernantes represores que, a través de la policía, reprimen el derecho a manifestarse pacíficamente.
Estamos hartos de la corrupción, de que el dinero de las élites económicas y financieras compren la voluntad de los gobernantes, y así la deuda de las empresas transnacionales y de la banca se pague con nuestro dinero. 
Tú y yo somos parte de las millones de personas que queremos vivir en un Estado más democrático. Entre tod@s podemos formar el Frente Cívico y colaborar en el cambio que necesitamos. Podemos. Porque somos mayoría.

¿Cómo lo logramos?

Para conseguir este objetivo, necesitamos un gran esfuerzo de organización y difusión, a fin que esta propuesta se extienda y llegue al mayor número de ciudadanos y ciudadanas. 
Hay que organizar actos de reivindicación ciudadana, asambleas, reuniones, charlas, debates, y comunicar nuestras ideas a la sociedad, a la gente, por todos los medios posibles (internet, medios de comunicación, propaganda, presencialmente). 
Todas las personas que compartan las ideas y los objetivos del Frente Cívico han de convertirse en transmisores de nuestro proyecto en sus centros de trabajo, en las universidades y centros educativos, en las reuniones con sus amigos, en la familia…
Sin duda, nuestra mayor fuerza es el poder de la mayoría, y nuestro objetivo final requiere unir y hacer partícipe a la inmensa mayoría de l@s ciudadan@s para, con la fuerza de todos y todas, llevar a cabo las medidas políticas, económicas y sociales que haya elaborado y decidido esa misma mayoría. La plena democracia y la justicia social son nuestra meta.

11 puntos para iniciar el debate y la elaboración colectiva del Programa

1. Salario Mínimo Interprofesional (SMI) de 1.000 euros al mes. Esta cantidad es exactamente el 72% de la media de los seis países de la UE que lo tienen más alto: Luxemburgo (1610 euros), Irlanda (1.462 euros), Holanda (1.357 euros), Bélgica (1336 euros), Francia (1321 euros), Gran Bretaña (1.148 euros)
2. Ninguna pensión por debajo del SMI.
3. Extensión y ampliación de la prestación por desempleo. Todo lo anterior puede servir también para abordar con presupuestos concretos la posibilidad de la Renta Básica.
4. Reforma Fiscal: progresividad, persecución del fraude fiscal, la economía sumergida y los paraísos fiscales. Revisión de la legislación sobre las Sociedades de Inversión de Capital Variable (SICAV). Dotar de infraestructuras de todo tipo a la Inspección de Fiscal de la Hacienda Pública.
5. Banca pública como corolario de la nacionalización de la banca privada y las cajas de ahorros.
6. Nacionalización de los sectores estratégicos de la economía. Ley sobre la Obsolescencia programada.
• 7. Desarrollo de los contenidos de los Títulos Preliminar y VII de la Constitución.
8. Control y democratización de los canales de distribución y comercialización del sector primario de la economía a fin de evitar situaciones de oligopolio que inciden negativamente sobre los precios pagados a los productores y sobre los precios pagados por los consumidores.
9. Efectiva separación entre las iglesias y el Estado.
10. Reforma del Sistema Electoral en el sentido de implantar otro proporcional, con las CCAA como circunscripción y un colegio nacional de restos.

• 11. Denuncia de la Deuda Ilegítima.