00000000000000000000000 2 Cartel 10M 701x1024 

                                                                                      ¡NO A LAS SENTENCIAS POLÍTICAS!

Día 10 de Mayo a las 10,30 horas: Concentración ante el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya, Passeig de Lluís, Companys,14 (BCN)

Compañeros/ compañeras:

El 30/11/2012 el gobierno del PP aprobó un Real Decreto Ley en el que se establecía “Dejar sin efecto para el ejercicio 2012 la actualización de las pensiones de la Seguridad Social y las de Clases Pasivas del Estado.”.

Este Decreto, vulneraba el artículo 48 de la Ley General de la Seguridad Social, que regulaba el derecho de los pensionistas a la revalorización anual de su pensión y establecía que “las pensiones…serán revalorizadas al comienzo de cada año, en función del correspondiente índice de precios al consumo”.

Asimismo vulneraba la Constitución Española y lo establecido en la normativa europea e internacional ratificada por España. Esta decisión del Gobierno del PP supuso que el año 2012 a los pensionistas nos robaran un 1,9% de nuestro poder adquisitivo. Posteriormente el Gobierno del PP en Diciembre de 2013 suprimió la Ley de revisión automática de las pensiones con el IPC del año anterior y estableció una nueva ley reguladora introduciendo el factor de sostenibilidad y del índice de revalorización de las pensiones fijando unilateralmente un 0,25% de incremento anual, con independencia de lo que el IPC pueda subir anualmente.

Para responder a esta agresión los pensionistas empezamos a organizarnos en distintas poblaciones del Estado, interponiendo miles de demandas ante los juzgados de lo Social. En respuesta a nuestras demandas y movilizaciones se nos respondió por parte del Poder Judicial con la paralización de las demandas en espera de la decisión de Tribunal Constitucional, que se pronunció en marzo de 2014 con una Sentencia en contra de nuestras justas demandas, contando la misma con cuatro votos particulares en contra. Posteriormente, varios Tribunales Superiores de varias Comunidades Autónomas, también se han pronunciado en contra, el de Catalunya, que lo ha hecho por unanimidad, contado incluso con el aval de los llamados jueces “progresistas”.

Cuando a los colectivos sociales se nos agrede con la implantación de la política neoliberal que pretende apropiarse de todos nuestros derechos sociales; cuando la pobreza amenaza extenderse de forma irreparable a todo nuestro colectivo de PENSIONISTAS actuales y futuros; cuando se vulneran nuestros derechos de forma sistemática con decretos-ley que recortan los pactos establecidos anteriormente, porque nuestras pensiones no son un regalo, ni una concesión del Gobierno, las pensiones forman parte de nuestro salario que se detrajo de nuestra renta para pagar las pensiones de entonces y mantener este sistema de solidaridad en el futuro; cuando todo esto sucede, pensábamos que siempre quedaba la ventana abierta de recurrir a la Justicia, aquella institución que equilibra a las sociedades en sus conflictos porque por definición debe ser imparcial y objetiv Pues bien, compañeros y compañeras, estamos aquí para gritar hasta que llegue a los oídos de quien corresponda y se dé por aludido que “BASTA YA DE SENTENCIAS POLÍTICAS” a nuestras justas reivindicaciones,” BASTA YA” de ajustes ideológicos entre los jueces “para aunar criterios” e imponer a la libre conciencia y saber de los magistrados consignas dictadas desde esferas gubernamentales que unos siguen porque la obediencia es requisito para progresar en la carrera judicial, otros, sin embargo, aplican su libre criterio judicial.

“La Marea Pensionista” tiene un objetivo de presente y de futuro y grita fuerte y para que nos oigan: “PENSIONES DIGNAS PARA UNA VIDA DIGNA”; seguridad jurídica en todo el proceso de valoración, otorgación y mantenimiento de nuestras pensiones a lo largo de nuestra vida.

No vamos a permitir que se vulneren nuestros derechos y los derechos de nuestros padres que lucharon en las fábricas, en el campo, en las oficinas, en las calles, para poder vivir dignamente y tener una vejez aún más digna. Que no sea la DEMOCRACIA la que nos robe lo que le arrancamos a la dictadura. En aquellos tiempos, todos los miembros de todas las administraciones pertenecían al mismo saco de clientelismo fascista, pero hoy, en pleno siglo XXI, en la España democrática por la que luchamos junto con nuestros padres y abuelos, no vamos a permitir que la justicia SE DICTE SEGÚN CRITERIOS POLÍTICOS, SIGUIENDO INTERESES CREADOS DE DETERMINADOS ESTAMENTOS QUE QUIEREN APROPIARSE DEL SISTEMA DE SERVICIOS SOCIALES DE NUESTROS PAÍSES EN LA UNIÓN EUROPEA.

Si se reiteran en sus afirmaciones , aquí nos encontrarán, porque nuestra voz no podrá ser silenciada.

Si hacen caso omiso a nuestros gritos desesperados, elevaremos aún más nuestra voz.

Si tratan de descalificarnos, no caeremos en el desánimo, porque sabemos más que ellos del EMPODERAMIENTO que tenemos.

Si nos ignoran; llenaremos las calles con nuestras reivindicaciones.

Por todo eso, compañeros y compañeras, que sois trabajadores de la dignidad social, luchadores natos contra la injusticia, defensores de la igualdad de derechos entre hombres y mujeres, os garantizo que frente a estos atropellos en pensiones, en sanidad, en educación, en dependencia, en igualdad de género, en derechos laborales, en igualdad ante la justicia NO CEDEREMOS, NO NOS LO PODRÍAMOS PERDONAR. NOSOTROS Y NUESTROS NIETOS MERECEMOS UN PAÍS DIGNO.

Son los jueces y fiscales quienes deberían ser los paladines defensores de los derechos establecidos en nuestras leyes y por eso estamos aquí, para reclamarles que actúen según una recta conciencia porque la justicia debe estar por encima de la ley, y cambiarla si es preciso.

Empoderémonos, reclamemos nuestros derechos, echemos fuera de lo público a quienes se lucran por venderse a los intereses privados; marquemos una línea roja entre lo público y lo privado y que sea una línea recta y continua, sin interferencias. No admitiremos que los representantes públicos “cobren” planes de jubilaciones privadas pagadas con el dinero de todos, mientras existen pensionistas que deben elegir entre comer o medicarse, comer a pagar la luz, el gas o el agua; mientras se queman viviendas por encender cajas de madera de la fruta para poder soportar el frío o guisar unas patatas.

A los medios de comunicación social les pedimos también que sean fieles a la verdad, a la verdadera situación de empobrecimiento de las clases populares de nuestro país. Que todos somos personas no solo números que engrosan estadísticas que los políticos vapulean los unos contra los otros pero utilizando las mismas políticas hipócritas. Que mantengan ese compromiso de ser voceros de la realidad y no sólo porteadores de sombras como en la caverna platónica. Id por todo el mundo pregonando las vergüenzas del neoliberalismo, que forma guerras para dejar morir después a los refugiados excluyéndolos con el pacto más ignominioso jamás conocido por la humanidad. Id y pregonad bien alto cómo se pretende destruir el llamado estado del bienestar para acaparar cuanta más riqueza sea posible.

Hoy el capitalismo se ha vestido de consensos, falsas libertades, unidades monetarias, deudas, pero no sociales, ni fiscales ni laborales. Hoy el capitalismo se ha revestido con una moneda, el Euro. Pero aprendimos de nuestros mayores la lucha por los derechos y libertades. Hoy renovamos todos juntos la misma promesa de compromiso con las libertades políticas y los derechos sociales y por eso gritamos, como lo hicieron nuestros padres y nuestros abuelos clamando justicia.

Pedimos a los jueces de esta institución que se unan a nosotros en defensa de la justicia social que ejercen en nombre del pueblo por el pueblo y para el pueblo y rechacen las influencias políticas en sus sentencias.

Compañeros y compañeras, gritad conmigo: ¡VIVA LA JUSTICIA SOCIAL!

Marea Pensionista de Catalunya